Bibiana_Vargas

“Una Ventana que se Abre”

Como cualquier hija de vecino un día descubrí con fascinación el encanto de compartir intereses e historias con personas que están a kilométros de distancia y que tal vez en mi vida real jamás conoceré. No obstante, ahí están y mejor aún, están cuando me surge alguna inquietud. Soy una trinidad: es decir, como muchas mujeres soy profesional -dedicada al mundo de la educación-, mamá y señora del reino de mi casa, perro incluido, así que con ello en mi bolso y llena de curiosidad por eso del Community Manager que suena tan glamuroso decidí hacer el CEMORS.

Lo primero que encontré fue una sonrisa de Néstor Romero-un máquina muy buena gente- que me dio en 20 minutos una pincelada de lo que significaba ser ciudadano digital, aunque con otras palabras. Entre herramientas, SEOs, SEMs, WPs y muchas más que descubrí después lo que me vino a mostrar en sus palabras él y todos los demás profesionales que lo acompañan es que el mundo del marketing digital es un universo en el que conviven sobre todo personas colaborativas, abiertas, arriesgadas, eficientes y prácticas. Profesionalmente me planteé el reto profesional de ver el CEMORS a través del prisma educativo. Es decir: ¿Son las redes sociales y el marketing online herramientas para hacer viables nuevos caminos reales de aprendizaje? Durante el curso he ido respondiendo esta pregunta cuya respuesta es sí pero con condiciones, y varias.

El CEMORS afalbetiza en modo digital. Alfabetiza en el leit motif, en el lenguaje, en las sinergias, en los términos, pero sobre todo abre la ventana. Gracias al CEMORS he descubierto el vehículo que me ayudará a conducir por la avenida que yo quiero transitar para llevar mi proyecto a donde quiero que llegue. Todavía no me revienta el Klout por el cielo -aunque hay CEMORS a los que sí(¡enhorabuena!), tengo combates cuerpo a cuerpo con mi WordPress y lo de las campañas de AdWords como que no me van. Pero SÍ he conseguido certificarme en Hootsuite que me encanta, y me estoy estudiando las cientos de pantallas de la Certificación de Google Education. Más allá de las técnicas y de las herramientas, que son sin duda valiosas, valiosísimas me quedo con lo siguiente: aunque este universo del marketing on-line se escenifica en un escenario virtual, sigue una regla fundamental de la convivencia: cual es ser buena persona, comunicar y saberse miembro de un equipo, que eso sí mide todo el rato. Las herramientas siempre nos sirven, optimizadas quedan si afinamos el para qué las queremos. Ahí lo dejo para seguir descubriendo lo que sigue después de la ventana. Suerte a los nuevos Cemors!

Bibiana Vargas M.

CEMORS VI

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *